ENTORNO NATURAL

Relieve

Sierra de Puerto Peña.

QQQQ

La denominación primitiva de esta comarca, ‘Los Montes’, hace ya una referencia suficientemente significativa hacia sus rasgos topográficos. Este espacio exhibe un dinámico relieve, en el que se alternan agrestes serranías, valles encajonados y onduladas llanuras. Más del 90% del terreno se sitúa entre las cotas 400 y 800 metros s.n.m., superándose esta altitud en sólo cinco puntos de las sierras más orientales: Sierra de la Umbría, Los Castrejones, Cantos negros, Santana y Pico Montilla; siendo esta última la cota máxima de la comarca con 940 metros. De norte a sur, cabe citar las sierras de El Aljibe, La Dehesilla, La Lobera, La Rinconada, Barbas de Oro, Los Pastillos, Manzano, Peloche, Los Golondrinos, Consolación, Chamorro, La Chimenea, Escorial, Los Villares, Mirabueno, Santana, Sierra del Castillo, Lares y Siruela.

Este conjunto de serranías constituye una de las estribaciones meridionales de los Montes de Toledo, en conexión directa con el macizo de Las Villuercas, que presenta fuertes pendientes, con rupturas, a menudo bruscas a piedemonte. Sólo en el tercio sur comarcal aparecen amplias llanuras onduladas, que vierten gradualmente su pendiente sobre la cuenca del Zújar.

Hidrología

Los ríos, embalses y pantanos son una de las principales características de La Siberia extremeña que, junto a la vecina comarca de La Serena, forman el territorio que posee más kilómetros de costa interior en España. La comarca posee cinco grandes pantanos; tres en el curso del Guadiana (CíjaraGarcía de Sola y Orellana), y dos en el Zújar (Embalse del Zújar y La Serena). Juntos suman una capacidad de almacenaje de 6.395 hm³, lo que supone el 12% del total de España; sólo La Serena, con 3.219 hectómetros cúbicos, representa el 6%.Además, algunas de estas presas producen también energía hidroeléctrica. Esta gran cantidad de agua embalsada es fruto del grupo de actuaciones llevadas a cabo en la provincia durante la segunda mitad del siglo XX, denominado Plan Badajoz, y que tenía como objetivo mejorar la agricultura de la zona.

El accidentado relieve propicia la existencia de acuíferos en ladera, que alimentan numerosos manantiales repartidos por todo el territorio de la comarca. Algunos de ellos están siendo explotados comercialmente debido a la calidad de sus aguas. También existe un balneario, ya conocido desde los inicios del siglo XIX, que aprovecha las propiedades mineromedicinales de las aguas termales, siendo uno de los escasos establecimientos de este tipo de toda la provincia.

Clima

La posición geográfica de La Siberia, entre La Meseta Castellana (con clima continental), el Atlántico (clima más suave) y el Mediterráneo (más cálido y mucho más seco) convierte a este territorio en una franja de transición, adoptando algunas características de cada uno de ellos. Dentro de la comarca, también se producen microclimas locales, con diferencias apreciables, derivado de la orientación de las sierras. Estas diferencias resultan más acusadas en cuanto a precipitaciones y no tanto sobre las temperaturas.

Lluvias

Las localidades del norte presentan lluvias bastante más abundantes que las localidades del sur de la comarca. El número de días lluviosos al año está entre 60 y 70. El reparto estacional de precipitaciones es irregular, con máximas entre enero y marzo, pero se dan grandes desviaciones sobre las medias entre años secos y lluviosos. El semestre abrilseptiembre suele presentar una fuerte y prolongada sequía estival, marcada por una acentuada aridez. Las nevadas son raras, y en todo caso suceden uno o dos días, cuajando sólo unas horas, cada tres o cuatro años.

Temperatura

La comarca alcanza unas 2.900 horas de sol al año, cuya intensidad resulta inversa a las precipitaciones. La temperatura media anual está en torno a los 16 ºC, con tendencia a bajar algo en el norte y a subir en el sur del territorio. El mes más frío es enero, con 6-7 ºC de media, y el más cálido, julio, con 25-27 ºC, lo que supone una amplitud térmica media anual que rebasa los 20 ºC. Las máximas y mínimas absolutas se sitúan, también en estos meses, en -2 ºC y 42 ºC respectivamente, que indica una fuerte oscilación térmica de 44 ºC (rasgo típico de clima continental).

Estos balances termométricos, con inviernos suaves, primaveras frecuentemente cortas y largo y seco estiaje, permite considerar al clima de La Siberia, de forma genérica, de tipo ‘mediterráneo subhúmedo‘, con variantes de tipo húmedo en puntos del norte y más seco en una franja sur, y con escasa influencia atlántica.

Flora

AAAAA

Ciervos bajo una encina, imagen típica en La Siberia extremeña.

El ecosistema primigenio más representativo de la zona es el bosque esclerófilo mediterráneo (árboles de hojas duras y persistentes), predominando la encina en la mayor parte del espacio, acompañada del alcornoque en zonas más restringidas (sobre todo umbrías y algunos suelos profundos), al ser más exigente en humedad. Aparece también otra quercínea (familia con que se denomina a este género de árboles), el quejigo, especie bastante rara en Extremadura. El estrato arbóreo se halla tapizado en sus estadios más puros por un denso sotobosque, formando el matorral mediterráneo, muy diverso en especies: madroñodurillolabiérnagolentisco, cornicabra, mirtocoscojatorvisco, etc. Extensas áreas serranas del centro y norte de la comarca han sido repobladas con pinos resineros, piñoneros y eucaliptos, cuyo cultivo forestal está prácticamente abandonado en la actualidad, ante su escasa o nula rentabilidad económica. También los bordes de los pantanos han sido extensamente repoblados con eucaliptos, pinos y más escasamente chopos, con el fin, no tanto de explotación de la madera, sino más bien para la retención del suelo y de los materiales que por escorrentía superficial pueden ser arrastrados desde los terrenos que vierten directamente al vaso del embalse, ocasionando una progresiva colmatación del mismo.9

Fauna

Aves

SSSS

Cigüeña blanca.

La fauna de la comarca destaca por su diversidad, viven en la zona prácticamente todas las casi 500 especies de vertebrados silvestres descritas en Extremadura. Entre las aves, más de la mitad de la población provincial de buitre leonado se encuentran en los cortados rocosos de ‘Los Montes’.10 En menor número nidifican águilas perdiceras y águilas realesalimochehalcón peregrinobúho realbuitre negroáguila imperial ibéricacigüeña negra… La abundancia de agua, en su mayor parte retenida por los embalses de la comarca, ha propiciado el asentamiento de variados grupos de aves acuáticas. Destaca el embalse de Orellana, declarado Área ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves), ahora Zona de Especial Conservación por la Ley 8/1998, de Conservación de la Naturaleza y de Espacios Naturales de Extremadura.11

En el medio urbano merece distinción la cigüeña blanca, así como el cernícalo primillalechuzagolondrinaavión y vencejo.

Mamíferos

La fauna cinegética se encuentra principalmente asentada en la Reserva Regional de Caza de Cijara, donde conviven jabalíesciervosgamos(muy localizados) y corzos, como piezas de caza mayor. La caza menor está representada por perdices rojaspalomas torcacestórtolasliebresconejos.

Peces

En cuanto a la fauna piscícola, las especies más codiciadas por los pescadores son la carpabarbocomizocabecicortoluciobogablack-bass,… aunque también existen otros de menor interés deportivo y culinario, pero de gran importancia ecológica: pardillacachocolmillejacalandinogambusia,…

Deja un comentario